Todo en la vida de Maria Camila conocida como «Tita» y su famila era tan normal , una niña sana, alegre,amorosa y sobre todo amiguera.

 

Tita es una niña de 9 años de edad nacida en Cúcuta departamento de Norte De Santander, hija de una pareja de esposos y hermana de Juan de 4 años de edad;  iba  creciendo en nuestro mundo perfecto,  llena de mucho amor.

 

En Diciembre de 2.015 , 6 meses después de haber perdido a su abuelito materno y de llevar un dolor en su corazón por esta triste pérdida, María Camila Viaja a la ciudad de Bogota con su abuela a tener un breve descanso; al regresar  a Cúcuta  a finales de diciembre su padre observa que algo en la niña no estaba bien, veíamos la mitad de su carita inflamada, no había dolor pero nos manifestó que al elevarse el avión sitio que algo en su oido estallo;  esperamos que las fiestas de diciembre finalizaran llegando a  enero de 2.016, no pensábamos en nada grave, la llevamos a consulta con un periodonsista pues pensábamos que era problema de sus muletas, luego fuimos al oftalmólogo pues ella nos manifestaba que veía borroso, llegamos al otorrinolaringólogo  quien le ordenó un TAC,  todo se hizo muy rápido pues el doc al ver las imágenes nos hizo saber que la niña tenía una enorme masa que se le estaba esparciendo al cerebro, los conductos nasales y mandíbula  estaban obstruidos impidiéndole respirar y poder abrir su boca;  fue así como nos remitieron a Tita  a Bucaramanga,  ya que Cúcuta no cuenta con cirujano de cabeza y cuello y ella requería de uno;  así  llegamos a la ciudad bonita que se convirtió en  nuestro Segundo hogar.

 

Acudimos a la cita,  quien en ese momento nos dijo que Tita debía ser operada lo más pronto posible, estamos hablando de que era un martes y el jueves ya kmi pasaba por primera vez a un quirófano;  en ese momento todo iba bien solo que mi hija salió de cirugía con traqueostomia ya que su respiración era un poco complicada debido a la magnitud de la masa; en la cirugía tomaron muestra de la masa y fue llevada a patología, duro casi 8 días en llegar los resultados cuando nos dieron la noticia que Tita tenia un rabdomiosarcoma embrionario, la primera pregunta que me hice fue «que es eso?».

 

Así comenzaron a hacerle estudios a todo su cuerpo para poder definir un tratamiento, recuerdo que me decían fémur izquierdo (afectado) hígado (afectado) pulmones (afectados) por ultimo médula ósea (afectada) . Que díficil comienzo, teniendo  que aceptar que era  cáncer y lo hice consiente cuando mi hija bajaba a su primera quimioterapia,   fue en ese lugar donde no me explicaba que estaba pasando,  «mi hija y yo acá en Bucaramanga y mi esposo y mi otro hijo de 4 años en Cúcuta»

 

Pasaba el. tiempo y en  febrero  de 2.016  a un año en que mi vida y la de mi familia empezó a cambiar, mis preguntas eran:  por que! Por que a mi hija , por que no a mi? Mi esposo me explicaba que era fácil entender tenía que ser Tita  para que la vida de mi esposo y la mía cambiara y llegáramos a Dios !

 

Así Empezó Nuestra Historia: Tita la princesa de la casa, de la familia, la niña rubia,g ordita de ojos cafés con diagnóstico de CÁNCER, sus cambios físicos se empezaron a notar con su tercera quimioterapia  cuando su cabello empezó a caer, su cuerpo ya no era el mismo; solo sentía que mi mundo se derrumbaba a pedazos,  para mi fue muy difícil aceptarlo como madre pero lo logré !, levantarme cada día y  ver a mi hija luchar contra esta enfermedad me dan ganas de seguir y seguir incansablemente;  me arrodillaba en los baños del hospital y le pedía a Dios me diera fuerzas para poder seguir;  desde el primer momento supe que cami y yo seríamos una misma persona y me uní a mi hija de una manera que nunca imaginé,  tomé la decisión que quitarme el cabello y de la misma manera mi esposo y bebé también,  pues ahora seriamos los 4 luchando contra una enfermedad que llego cuando menos lo imaginamos.

 

En junio de 2.016 le practicaron los exámenes generales para evaluar la respuesta al tratamiento,  recibiendo buenas noticias  pues ya habían desaparecido varios compromisos e iniciábamos ahora radioterapia para consolidar el tratamiento.  Fueron 25 secciones de  quimioterapia finalizando con éxito su tratamiento en mayo de 2017.   La felicidad y el  agradecimiento con Dios fue infiniti, pudiendo regresar  a Cúcuta, continuando la vida que deseábamos.

 

En Septiembre  de  2.017 recibimos otra inesperada noticia, » Camila de nuevo tenia compromiso en sus pulmones», las palabras de mi hija fueron “mami Cristo nos dijo que lucháramos otra vez” , ver la actitud de mi bebé me hizo sin pensar  regresar a Bucaramanga donde recibimos  la noticia que ya no sería atendida en su antiguo hospital,  está vez sería en el HIC, esta vez no fue tan duro pues ya sabía que esta enfermedad solía dormir y despertar en cualquier momento solo que no pensé que fuera tan rápido.  Iniciamos tratamiento de rescate y para la gloria de Dios aquí continuamos, de la mano de Dios pidiéndole nos saque a la niña adelante de todo esto.

 

La verdad a diario doy gracias a Dios por las bendiciones que recibimos a diario, mi esposo y yo sabemos que todo esto era un llamado para encaminarnos como familia con nuestra fe puesta en él, creo tener claro que todos venimos a este mundo con un propósito, quizá el de mi hija sea mostrarnos la existencia de Dios, y pido mucho por que todas las metas y sueños que tiene acá en la tierra sean realizados.

 

Mi esposo y yo somos la Fuerzas de Tita y para nosotros la fuerza es mirarla a ella con esas ganas de vivir y salir adelante , Amamos a nuestros hijos de una manera inexplicable sólo sabemos que este regalo que nos dio Dios y la vida ha sido el mejor y con ellos y por ellos lucharemos incansablemente.

 

Yuri Catalina Sanchez (madre)

Foto autorizada por sus padres