Una de las cosas más duras para un padre o una madre consiste en ser testigo de cómo su hijo lucha contra el dolor, el estrés y la ansiedad.

 

Una de las técnicas de relajación que puede ayudar a tu hijo a reducir no solo los síntomas estrictamente corporales de tu hijo sino que también pueden contribuir a que recupere (¡al igual que tu!) una sensación de control y de seguridad sobre lo que está viviendo es el toque curativo.

 

La terapia energética se basa en la idea de que hay corrientes eléctricas en todos los organismos vivos. Estas corrientes producen campos magnéticos de energía que se extienden más allá de los cuerpos, como el campo electromagnético de la Tierra. Los defensores de este tipo de terapia consideran que los toques o palpaciones suaves o los movimientos de las manos sobre el cuerpo pueden reorientar la energía hacia partes del cuerpo donde sea necesaria para «equilibrar» el cuerpo o guiarlo hacia la armonía.

 

La terapia energética sigue sin haberse explorado científicamente, pero se afirma que favorece la curación y ayuda a los niños a sentirse más relajados, menos ansiosos y menos preocupados por el dolor. También les tramite una sensación de control y de que pueden hacer algo para encontrarse mejor.

 

Se practican muchos tipos de terapia energética por todo el mundo, como el toque terapéutico, el toque curativo, el Reiki, el Johrei (originario de Japón) y el Qi gong (originario de China).

 

Muchos hospitales norteamericanos ofrecen el servicio del toque curativo como complemento de los tratamientos ordinarios contra la ansiedad, el dolor y otros problemas médicos, lo que significa que se utilizan junto con tratamientos y medicamentos prescritos por los equipos médicos.

 

Algunos miembros del personal de enfermería, algunos médicos y otros profesionales de la salud disponen del entrenamiento   para administrar técnicas de toque curativo. Estos profesionales pueden ofrecer este servicio a su hijo; también le pueden enseñar a usted a practicar el toque curativo en casa.

 

 

Deepak Chopra escribió: «Para promover la respuesta de salud, debes ir más allá de los niveles más densos del cuerpo —células, tejidos, órganos y sistemas— y llegar al cruce de caminos entre mente y materia, el punto en que la consciencia comienza a tener efecto.» Creo que existe un punto en que consciencia y materia se cruzan, que este punto de encuentro existe a nivel cuántico (subató- mico), y que esta extraordinaria conexión entre mente y materia es accesible a todos nosotros a través de nuestro amor y de nuestra intención. Utilizando el poder innato de nuestro amor, podemos acti- var dinámica y positivamente el propio proceso curativo del cuerpo. Desde el ADN hasta los huesos, todas las células y sistemas responden sin esfuerzo a la vibración curativa de tu amor.

 

 

HematoKids

Contacto: 6385215 Ext 11*26 – cel: 3123419041