La deficiencia del hierro es la causa mas frecuente de anemia en el niño, considerandose un problema de salud pública, ocurre en todas las edades y en todos los estratos sociales.

 

El hierro ayuda a producir glóbulos rojos y un déficit de este puede producir anemia ocasionando disminución en la producción de estos que son los encargados de llevar oxígeno a los tejidos corporales.

 

Los recién nacidos a término tienen reservas adecuadas de hierro , suficientes para cubrir los requerimientos hasta los 4 a 6 meses de edad, estas provienen del aporte del hierro materno durante la vida intrauterina. Como el hierro materno es incorporado por el feto durante el tercer trimestre del embarazo, el niño pretérmino nace con reservas disminuidas de hierro. A partir de los 4 a 6 meses de vida el niño depende de la ingesta dietética para mantener el balance adecuado de hierro. Los bebes amamantados necesitan menos hierro dado que la leche materna tiene una mayor absorción.

 

¿Que niños pueden tener anemia?

 

RECIÉN NACIDOS Y NEONATOS:

  • Recién nacido prematuro
  • Embarazo múltiple
  • Antecedente de:
    • Anteparto: Hemorragia feto-materna o feto-fetal
    • Intraparto: Accidentes obstétricos, malformación de vasos del cordón o placenta, ligadura precoz del cordón.
    • Postparto: Hemorragias internas (cefalohematoma, caput, enterocolitis) exceso de extracciones sanguíneas.
    • Antecedente de infección.
  • Hijo de madre con anemia ferropénica.

 

Lo debes sospechar cuando observes en tu bebé:

  • Fatiga con la alimentación.
  • Estacionamiento en el crecimiento.
  • Frecuencia respiratoria aumentada.
  • Apneas.

 

LACTANTES:

Los bebes menores de 12 meses que son alimentados con leche de vaca en lugar de leche materna o leche maternizada enriquecida con hierro son más propensos a tener anemia. La leche de vaca lleva a que se presente anemia debido a que:

  • Tiene menos hierro.
  • Causa pequeñas cantidades de sangrado de los intestinos.
  • Dificulta la absorción del hierro por parte del cuerpo.

 

Los niños mayores de 12 meses que toman demasiada leche de vaca también pueden tener anemia si no comen cantidades suficientes de otros alimentos sanos que contengan hierro. Si tu bebé ha presentado una infección aguda que haya requerido hospitalización es importante descartar anemia.

 

PREESCOLARES , ESCOLARES Y ADOLESCENTES:

  • Dietas desequilibradas altas en lácteos y carbohidratos: niños con peso normal o sobrepeso para la edad.
  • Vegetarianos
  • Enfermedad celíaca
  • Parasitosis intestinal.
  • Fibrosis quística.
  • Sangrado abundante en la menstruación.

 

La anemia perjudica al niño a corto, mediano y largo plazo, dado que el hierro es un nutriente esencial que permite el correcto desarrollo físico y mental en el ser humano. Un niño anémico no tiene la energía suficiente para desenvolverse con normalidad, afectando así su rendimiento, capacidad de comprensión y aprendizaje, lo cual podrá traer consecuencias a lo largo de su vida.

 

Si tu hijo presenta alguno de los factores antes mencionados u observas en el dolor de cabeza, sensación de mareo, inapetencia progresiva, cambios de humor con irritabilidad, bajo rendimiento escolar (dado que los niños con anemia tienen menor rendimiento en las áreas cognitívas de atención, memoria, concentración y aprendizaje), aumento de la sensación de cansancio, apatía y  dificultad para conciliar el sueño o sueño excesivo; no dudes en contactarme.

 

HematoKids

Contacto: 6385215 Ext 11*26 – cel: 3123419041