En la infancia pueden presentarse diferentes tipos de tumores vasculares, como los hemangiomas infantiles, que son los más frecuentes, y otros mucho más raros, como los hemangiomas congénitos (rápidamente involutivo y no involutivo), el hemangioendotelioma kaposiforme, el angioblastoma o angioma en penacho, o el granuloma piógeno.

 

El hemangioma infantil esta presente en el 5% de todos los niños de raza blanca y hasta un 25% en prematuros menores de 1000g, siendo mas frecuentes en las niñas; es frecuente su presentación en hermanos donde la mayoría son esporádicos sin implicación de factores hereditarios, excepto en casos excepcionales de hemangiomas infantiles familiares con un posible patrón de herencia autosómico dominante.

 

Estos tumores se caracterizan por ser de aparición posterior al nacimiento pudiendo crecer en los primeros meses de vida para posteriormente involucionar siempre antes de la pubertad; existen estudios que demuestran que un 50% de las lesiones ha involucionado completamente a los 5 años, un 75% a los 7 años y un 90% a los 9 años, por tanto es un tumor exclusivo de la infancia, no existe en la edad adulta.

 

Se localizan más frecuentemente en la cabeza y en el cuello (80%), seguido del tronco y de las extremidades, aunque pueden situarse en cualquier parte del cuerpo.

 

Debes preocuparte como padre cuando encuentres:

  • Crecimiento progresivo por encima de los 6 a 18 meses de edad.
  • Cuando hay 5 o más hemangiomas (hemangiomatosis neonatal), hay mayor probabilidad de presentar hemangiomas en órganos internos.
  • Sobreinfección.
  • Sangrado.

 

Si tu hijo/a presenta un tumor vascular que no tiende a desaparecer no dudes en consultar al médico especialista..

 

HematoKids

Contacto: 6385215 Ext 11*26 – cel: 3123419041- 3235797726