La música es uno de los lenguajes más valiosos al alcance de todos; del mismo modo que una imagen agradable puede tranquilizar la mente y calmar el cuerpo, también lo puede hacer la música. Se ha constatado que los niños que hacen sesiones de musicoterapia (el uso de la música, basado en investigaciones, para levantar el ánimo y fomentar el bienestar mental y físico) tienen la frecuencia cardíaca y la tensión arterial más bajas, así como menos ansiedad.

 

La Musicoterapia, destaca  cuatro objetivos  principalmente (citado por Del Campo, 2013) que, sin duda, son especialmente relevantes si los aplicamos a los primeros años de desarrollo del niño

  •   Favorecer la comunicación
  •   Mejorar las relaciones interpersonales
  •   Conocimiento de uno mismo
  •   Liberación emocional

 

Y encontramos como objetivos en los niños hospitalizados:

  •   Favorecer la autoestima
  •   Perseguir la alegría de los niños y la despreocupación, en cierta medida, de la enfermedad o la causa del ingreso
  •   Expresar los miedos en relación a la situación que están viviendo
  •   Reducir los miedos y el estrés

 

Muchos hospitales disponen de musicoterapeutas titulados y con experiencia, que trabajan de forma individual con cada niño, desarrollando programas de tratamiento personalizados que les permiten:

  • jugar activamente, lo que incluye escuchar música
  • bailar o mover el cuerpo mientras escuchan música
  • tocar instrumentos o improvisar con ellos
  • cantar con música de fondo

 

Para participar en sesiones de musicoterapia, tu hijo no necesita conocer las notas ni tener ninguna aptitud especial para la música. Y lo mejor de todo es que los dos pueden hacer sesiones de musicoterápia en su propia casa. Si eligen músicas que les gustan a ambos y se reservan un tiempo para escucharlas, bailar, cantar o experimentar con un instrumento los dos juntos, usted podrá trasmitir a su hijo las muchas formas de disfrutar de la música.

 

Estando más alegre y optimista puede que el niño acepte mejor su enfermedad y la supere con mayor facilidad. La aplicación de esta disciplina puede beneficiar al niño hospitalizado y con enfermedades crónicas.

 

HematoKids

Contacto: 6385215 Ext 11*26 – cel: 3123419041