Las alteraciones menstruales son frecuentes en la adolescencia porque están estrechamente relacionadas en su mayoría con los procesos involucrados en el desarrollo puberal de las niñas, pero la falta de identificación de estas alteraciones menstruales es un problema, ya que repercute en el entorno biológico y psicosocial tanto de la paciente como de la familia, generando angustia y ansiedad.

 

Uno de estas alteraciones es el sangrado uterino abundante conocido con el término de metrorragía que se define como una menstruación con duración de mas de 7 días o si implica una perdida de mas de 80ml de sangre, su prevalencia es de alrededor de 20% en las adolescentes.

 

Uno de los diagnósticos mas importantes a descartar cuando esto ocurre es la alteración de la coagulación, alrededor del 40% de los casos es decir 4 de cada 10 adolescentes que consultan por sangrados se deben a la enfermedad de von Willebrand o a trastornos plaquetarios.

 

Si tu hija presenta un sangrado abundante en la menstruación no dudes en consultar, es importante descartar un trastorno de la coagulación y a la vez verificar la presencia de anemia por déficit de hierro secundario a las perdidas menstruales mensuales, instaurando así un tratamiento oportuno y eficaz.

 

Dra. Diana Valencia. HematoKids Contacto: 6385215 Ext 11*26 – cel: 3123419041