Una de las cosas más duras para un padre o una madre consiste en ser testigo de cómo su hijo lucha contra el dolor, el estrés y la ansiedad.

 

El estrés no solo está en nuestra mente, el estrés crónico pasa factura tanto al cuerpo como a la mente. La respuesta del estrés (también conocida como «reacción de lucha-huida») provoca un incremento de las concentraciones de adrenalina y otras hormonas que desencadenan cambios puramente físicos en el cuerpo: se acelera el corazón y la respiración, aumenta la tensión arterial, se enlentece la digestión y se dilatan las pupilas.

 

La buena noticia es que  por medio del uso de  diversas técnicas de relajación de la mente y el cuerpo podemos  ayudar a atajar la «reacción de lucha-huida». Las técnicas de relajación no solo pueden reducir los síntomas estrictamente corporales de tu hijo sino que también pueden contribuir a que recupere (¡al igual que tu!) una sensación de control y de seguridad sobre lo que está viviendo. Por lo tanto, estas técnicas pueden ayudar a todo el mundo a encontrar momentos de paz mental, entre el caos y el aislamiento que conllevan toda enfermedad grave y su tratamiento médico.

 

Técnicas que pueden ayudar

Estas técnicas están pensadas para que padres e hijos las practiquen conjuntamente. La mayoría se pueden aplicar en pocos minutos y en cualquier lugar, sea un sitio tranquilo y silencioso o un hospital abarrotado de gente, y no requieren de ninguna herramienta especial.

De todos modos, es importante saber que estas técnicas deben utilizarse como complemento del tratamiento médico convencional de la ansiedad y el dolor, y nunca en lugar de estos últimos; proceder de éste modo podría hacerle al niño más mal que bien.

 

Si tu hijo presenta ansiedad y/o dolor, pregunte a tu médico especialista cómo lo puedes ayudar. Y consulte siempre al equipo médico que atiende a tu hijo para asegurarte de que sus síntomas están relacionados con el estrés y no con un problema médico distinto.

 

A continuación enumerare algunas de las técnicas mas importantes

  • Respiración consciente
  • Métodos de respuesta de relajación
  • Imaginación guiada
  • Musicoterapia
  • Terapia energética
  • Masaje terapéutico

 

Estos solo son unos pocos de los muchos métodos que existen para ayudar a los pacientes y a sus familias a afrontar el dolor y la ansiedad. Mucha gente descubre que el yoga, los estiramientos o los ejercicios suaves también ayudan a tranquilizar la mente y a calmar el cuerpo.

 

Para aprender más cosas sobre las técnicas de relajación, continua visitando nuestra pagina web.

 

En próximas secciones hablaremos de cada una de las técnicas.

Visítanos:  Hematokids  Contacto:  6385215 Ext 11*26  – cel: 3123419041.